Mítetarperakua jindesti imá jurámukuarhu anapu k’amáŋarhintskua, enga jimbo uétarhijka mítetarpeni ka eiánkpeni iámendu ambe ná enga úraŋajka tumina ambe, ná enga ánchekuarhiŋanjka, ka ambé enga k’amaŋarhinstkua ambe jatsika Michoakani anapu turhisï jurámukua. Jindesti úrakua ma enga jarhóatajka jurámutichani ka k’uiripuechani uandóntskuarhini, ka eska sési mítekuarhiaka iamu ambe jasï jurhámukuarhu anapu ukua, kurháchaparini k’uripuecheri erátsikuechani ka iréteri uandakuani.

 

Transparencia es la obligación de los sujetos obligados de hacer del conocimiento público la información derivada de su actuación, en ejercicio de sus atribuciones. Tiene por objeto generar un ambiente de confianza, seguridad y franqueza entre el gobierno y la sociedad, de tal forma que los ciudadanos estén informados y conozcan las responsabilidades, procedimientos, reglas, normas y demás información generada por el sector público, en un marco de abierta participación social y escrutinio públicos.

 

Mítetarperakua jimbo p’imarhperaŋasïndi eska iámendu iréticha kurhánkuarhijpiaka, mítiekaksï ka jarhóajpiakaksï jurámukuarhu anapu amabe úkuechani jingoni, eska mítiakaksï nákiskiksï imécheri sésikuecha ka k’amáŋarhintskuecha, ka eskaksï jarhóajpiaka kuani ambe ka exeni eska no jauaka jurámuticheri xipájkurhakua ambe.

La transparencia busca también formar a una ciudadanía sensible, responsable y participativa, que conozca y ejerza sus derechos y obligaciones, y colabore activamente en el fomento a la integridad y combate a la corrupción.